sábado, 7 de agosto de 2010

EL ARTE DE PERDONAR(SE).. COMPLICA'O, PERO POSIBLE



Hello My Friends!

Como siempre, algo en la friolera de mi mente. Esta vez, algo casi siempre ultra difícil de hacer y de aprender. PERDONAR.
Me vino a la cabeza hace unos días mientras repetía "El Padre Nuestro", no recuerdo si de la televisión o porque ese día oré.....anyways, siempre que rezamos (sí, lo "rezamos" por que lo hacemos como una carretilla) la oración modelo, lo hacemos de manera automática: Padre nuestro que estás en los cielos y bla, bla, bla...pero la mayoría nunca hemos analizado realmente la frase contenida dentro de la oración misma. Es más, yo misma me "reecontré" con la frase en esta ocasión de que les menciono.

Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden....

Aparentemente simple, pero desglosémosla:

Perdona nuestras ofensas: Muchos vamos por ahí pensando que somos perfectos, no cometemos errores y toooodo lo que pasa por nuestra cabeza, es lo más razonable....No jodemos a nadie con eso, es que simplemente, estamos en lo cierto! Obviamente nada más falso, pero al caso: Sí ofendemos con nuestra ignorancia o indiferencia por los sentimientos ajenos. Sí cometemos errores, y, sí, retorcemos el corazón de nuestro Señor cuando actuamos así. (Recuerden, a su imagen y semejanza. Dios tiene sentimientos)

Como TAMBIÉN
nosotros PERDONAMOS a los que nos ofenden....:
Y aquí viene el asunto. Constantemente nos quejamos de lo que asumimos que nos hacen. Que nos humillan, que nos hablan mal, nos rebasan de mala manera en el carro, nos ignoran, alguien deliberadamente nos hizo trampa, nos "serruchó el palo", nos "tumbó con dinero" y etc, etc...todos en algún momento (léase varias veces al día) nos sentimos ofendidos. A pesar de todo lo que leemos, nos instruimos, nos disciplinamos, siempre tenemos el gusanillo de la venganza nadando por ahí. Es normal. Recuerden que desde que los ingenuos, por no decir otra cosa, de Adán y Eva comieron la manzana, todos tenemos el bien y el mal adentro. El asunto es como ir superando cada uno de los pecados que cometemos al no respetar el decálogo (honestamente hoy día es como un "ventecálogo", jeje) y, contrario a lo que pensamos, de que únicamente lo intentamos para no ir al infierno, y no sacar de quicio a Dios, el hecho es que lo intentamos porque él no se equivocó.

Nos dio las armas para vivir de la manera más tranquila y cómoda posible, solo que no es lo más agradable cuando tenemos el diablito en el hombro izquierdo diciéndonos que eso es para pendejos...no es algo “cool”. Normalmente, cuando ya si lo entendemos (no digo que yo lo he hecho aún, eh? 'tor en el camino...mejor dicho buscando errr camino), entonces sí reconocemos que es lo mejor para nosotros.

Perdonar nos libera de quién nos tiene en sus manos por NUESTRO pensamiento, o mejor dicho sea, NOSOTROS damos tal importancia a tal o cual hecho, que simplemente, vivimos esclavos de la tal ofensa y el ofensor. Si midiéramos nuestros pensamientos del 1 al 10, cada punto significando algo importante en nuestras vidas: el vivir mismo, el trabajo, la familia, el dinero, etc, pero al odio/rencor/rabia también le dedicamos uno...está bien, más puntos, parte de ese valioso tiempo lo estamos dedicando a alguien, (porque el "algo" no existe más, ya pasó), y que ese alguien muy probablemente ni se acuerda de ello.

En síntesis, debemos practicar, trabajar el perdonar(se). De igual manera que a veces no perdonamos, tampoco no
nos perdonamos, perdiendo un tiempo valioso desviado de lo que podría aprovecharse de mejor manera. Humildemente les comento que en mi experiencia, esto es lo que he podido resumir para poder llevar a cabo nuestra meta.

PERDONAR:
- Reconsideremos la "ofensa". Realmente vale la pena? En serio, sopesándola, no obtenemos algo mejor que si no hubiéramos conocido la misma? No es mejor haberse dado cuenta de que quién nos ofendió era un HDP y que no merece nuestras neuronas? Ojo: No son palabras de rencor, sino palabras prácticas: Si usted sabe que tiene que hacerse algo de comer, o ir al banco a pagar una cuenta, pero cada vez se entretiene con el televisor, no está perdiendo tiempo de algo que usted sabe que es más beneficioso o importante? Entiende lo que digo? Moraleja: No pierda su tiempo, empléelo, aún en descansar. Siempre use su tiempo con un propósito.

- Puede que hayamos perdido algo material o moral valioso, pero no fué esta una experiencia reveladora? No nos enseñó dicha experiencia, que vivíamos en un mundo de pajaritos? Porqué no aprovechamos y lo negativo que haya pasado o que haya resultado, lo volvemos algo positivo? Ej. Le prestaste dinero a alguien y aparte de que no te lo devolvió, te ignora o de pleno niega que se lo prestaste.

Bueno, esperemos que no sea mucho, pero si lo fué: 1) Quien te manda a no quedarte con un refuerzo? 2) Quién te dijo que no hicieras pagarés/recibos, etc? quién te dijo que lo hicieras sin garantía? Así que al fin y al cabo, tienes un poco la culpa. Los beneficios? Ya sabes con quién estás tratando. No te pasará dos veces y serás más precavido en la próxima.
Hay cosas más fuertes, obviamente, pero lo dejaremos abierto a discusión, les parece?
PERDONARSE
Así que hablaste de alguien en forma perjudicante? Te acostaste con el/la novi@ de un@ amigo@, le dijiste a tu familia que terminaste la uni pero te faltan 2 semestres y te fuiste? Cometiste un pecado capital? Quisieras devolver el tiempo atrás y no hacer el ridículo como lo hiciste? No pasar la vergüenza que pasaste? Les aseguro que perdonarse no es fácil. Cuantas veces no quisiera un@ no haber hecho aquello o lo otro? Cuantas veces nos arrepentimos de acciones cometidas?
Bueno, yo tengo un par de ideas sobre como manejar esto:
1- José José lo dijo “ya lo pasaaaado pasaaadooooooo! Noooo me intereesaaaaa!”. Es que tenemos la fuerte tendencia a revivir el pasado, haya sido peor o mejor, y les cuento que he aprendido de la manera más chocante, que NO HAY TIEMPO PARA LAMENTARSE, no tiene sentido. Pero, no podemos olvidar que si hemos cometido un error, “la cometimo”, como dice el vulgo. La diferencia está en el tiempo que le dedicamos al sentimiento de culpa y a corregir, si se puede, el famoso error.
2- Pida disculpas y ofrezca compensación siempre que sea posible. Suena medio a historia de servicios de hotel, pero no deja de ser cierto. Al fin y al cabo, todo se trata de convivencia, y para una mejor convivencia, debemos al menos intentar que nuestro entorno se sienta bien. Simple cívica, aunque la materia la tumbaron hace tiempo en las escuelas. Se acuerdan de los libritos de Moral y Cívica??? “Respete a sus mayores, ayude a los ancianos a cruzar la calle, no permita que los niños jueguen solos en la calle, cúbrase al estornudar, etc, etc.” Lo recuerdan si? Entonces, ej: Si usted cochó el vehículo de alguien y sabe que fue su error, obviamente, usted está arrepentido, pero PIDA PERDÓN por los inconvenientes Y SEA COOPERADOR con la solución. No se haga el gallito…
3- Si no hay solución, y/o la persona a la cual ofendimos, no acepta nuestras disculpas, o simplemente SABEMOS que el hecho fue muy grave. Vaya al paso 2, no lo olvide, cúmplalo, pero tampoco se torture. Si usted está arrepentido ante Dios por el hecho, y naturalmente, para hacerlo ante él tiene que haberlo hecho sinceramente, su perdón ya está realizado. Algo más personal que le añado, es que a pesar de lo mal que haya hecho, no deje de hacer el bien a la persona ofendida. No ignore una necesidad en la que usted pueda ayudar, y sobre todo, trate por todos los medios de NO VOLVER A COMETERLA, sea con la misma persona o con cualquier otra.
4- Acumule millas de buenos hechos: Me explico: trate siempre de hacer cosas buenas que le hagan sentir bien por haber hecho a otros y a usted mismo sentir mejor. Hay gente muriendo aún por un poco de atención, por un oído escucha…porque no poner un poco de nuestra parte? Todo esto Dios lo ve y nos lo anota, como también hacemos expirar nuestras millas cada vez que conscientemente metemos la pata…. No se le olvide, eh?
Bueno, nadie me pidió consejo, pero recuerden como se llama el blog, ok? Ciao amici!!! Grazie per ascoltare!!! 
Y les dejo con una pregunta introspectiva: Porque en todos los anuncios, pinturas, etc, donde las niñas imitan a la mamá y se visten con su ropa, la carajita aparece con una estola de plumas? Quién co#% tiene una estola de plumas hoy día? Ni los leathers… jejeje!

2 comentarios:

  1. Thanks! Sabes que hasta ahora me he dado cuenta de que escribías comentarios? Sorry por no contestar antes!

    ResponderEliminar